Visitar la provincia de Córdoba 2018-11-16T17:11:03+00:00

Visitar la provincia de Córdoba es una experiencia única para los sentidos, para todos ellos, y gran parte de sus secretos son muy poco conocidos.

Córdoba capital cuenta con joyas arquitectónicas como la mezquita, el puente romano o el Alcázar, pero la provincia no se queda atrás.

Una visita a la provincia de Córdoba supone encontrase con castillos, con puentes, con sierras y paisajes que jamás habrías pensado encontrar en Córdoba.

El arte es uno de los encantos más destacados de Córdoba, plagada de piezas impresionantes del barroco en iglesias, ermitas, museos y edificios civiles.

Haciendo un repaso por los pueblos más significativos podemos encontrar los siguientes:

Pueblos imprescindibles al visitar la provincia de Córdoba

Montilla.

Conocida por sus vinos sobre todo, los vinos generosos de Montilla-Moriles tienen en este pueblo su centro, plagado de bodegas, viñedos y lugares emblemáticos donde acceder a la cultura del vino, una parte fundamental de Córdoba

En sus calles podemos encontrar una ciudad llena de historia con un conjunto arquitectónico impresionante, gracias en gran parte a que Montilla es una de las principales potencias económicas de la provincia gracias precisamente a los vinos.

Visitar la provincia de Córdoba y no degustar los famosos vinos generosos de la zona es algo que ningún visitante puede permitirse.

Visitar la provincia de Córdoba
Visitar la provincia de Córdoba. Baena

Baena.

Si piensas visitar la provincia de Córdoba, Baena es una de las paradas obligatorias. Una de las capitales del aceite de oliva de primera calidad, de hecho Baena ha sido en multitud de ocasiones la tierra donde se han producido aceites premiados internacionalmente.

Se trata de una localidad en la ladera de una montaña, con calles con pendiente y una arquitectura que no te dejará indiferente.

El conjunto arquitectónico de la localidad es una obra de arte coronada por el castillo que queda visible desde casi cualquier punto de sus calles.

Belalcázar.

Visitar la provincia de Córdoba no sería una experiencia completa si no se recorren algunnos de los pueblos más pequeños y con más encanto.

Un pueblo que se situa ya prácticamente en el Valle de los Pedroches, al norte de Córdoba, famoso por contar con la torre medieval más alta de España, que forma parte del Castillo de los Sotomayor.

Se trata de una localidad con pocos habitantes, no superan los 3000, pero esto le aporta un carácter propio que ha hecho conservar el encanto de los pueblos antiguos.

Rodeada de dehesa, Belarcázar es famosa por su gastronomía, digna de disfrutarse en cualquiera de sus establecimientos.

Visitar Montoro

Montoro.

Proviene de “Monte de Oro”, un pueblo enclavado en una montaña con el mismo nombre, que hace que cuente con calles empinadas y unas vistas espectaculares al rio Guadalquivir desde los miradores y muchos puntos de su estructura.

Además de una rica arquitectura civil cuenta con uno de los miradores más espectaculares de Córdoba, desde el que se puede ver la campiña y el rio.

Almodóvar del Rio.

Famoso últimamente por haber sido escenario del rodaje de escenas de Juego de Tronos y no es para menos. Cuenta con uno de los castillos mejor conservados de la Andalucía rural. Su estilo gótico lo hacen contar con un carácter especial prácticamente salido de un cuento.

Este castillo tiene la peculiaridad de ser visible desde muchos km a la redonda prácticamente en cualquier dirección.

Jamón del valle de los pedroches

Pozoblanco y el Valle de los Pedroches

Tierra del jamón ibérico de bellota de mejor calidad que puedes encontrar.

Hacia cualquier punto al que mires encontrarás encinas y cerdos ibéricos pastando en libertad. Esto hace que el jamón obtenido de esta raza de cerdo, alimentado de forma natural, tenga un sabor y una grasa entreverada que lo hace único en el mundo.